La Mancha, remembered…

La Mancha is an impossible landscape to understand easily; it is quite difficult to know it deeply…  But an amazing landscape it is…. One full of history and meaning to us Spanish-speakers…. The Tajo River is the lifeblood of the Upper La Mancha…  A river of contradictions, silent witness of life and death…. Life-giver and backbone to the rest of the landscape…. A symbol of life in La Mancha….  To all my Manchegan friends: a remembrance of unique and unforgettable moments shared….  La Mancha, remembered; now part of my mind continuum….

“Reinterpretar el paisaje” [La conservación de los paisajes de Don Quijote / Conservation of the landscapes of Don Quixote], El Nuevo Día, San Juan, Puerto Rico, 17 de noviembre de 2007  –>  JJ Terrasa, El Nuevo Día, 17 NOV 2007

(Plan for the Río Tajo Valley at Toledo, Castilla-La Mancha Studio, GSD, 2006)

La luz del Tajo en Talavera

La enrarecida luz del crepúsculo bañaba el usado puente de antaño,

Mientras los pétalos blancos, prolongaciones de las blancas manos que los lanzaron,

Acariciaban la piel del viejo padre en su ir al Atlántico…

Del Padre Río Tajo que esa tarde sonreía en destellos variegados

Reflejando el paisaje primaveral, multicolor, que viejas sociedades cultivaron

Y que hoy aprecian sus nuevos hijos, deseosos de salvarlo…

En mis 39 años de vida natural y 10 de vida profesional no había visto yo un gesto tan significativo y concreto sobre la vida de un río.  El ofrendar flores al río en aquella mágica tarde primaveral en Talavera de la Reina encierra en sí un profundo significado que mueve corazones y aúna voluntades.  El ofrecer vida a la fuente de la vida cierra un ciclo perfecto en el orden natural que simboliza todo lo que es renovación, renacer y resurrección.  Así se reunía un grupo de lugareños y recién conocidos extraños en una causa común que los unía en perfecta comunión de mentes y corazones.

El acto de celebración del Río Tajo, aquella tarde sabatina talaverana, concluía de forma muy emotiva lo que fueron unos días de pensar y sentir el río que una vez fue la base absoluta de la vida por estas tierras.  Las Jornadas del Tajo lograron reunir en Talavera de la Reina grandes mentes y grandes corazones de toda España y aún de allende los mares.  Está claro que para poder amar y convivir hay primero que conocer y apreciar.  Y esto es lo que esencialmente fueron estas Jornadas:  conocernos y apreciarnos; conocer el río y apreciarlo en sus valencias y extensiones para poder amarlo más y mover la voluntad por él.

Así como el río es una corriente que enlaza su cabecera con su desembocadura, así también es un hilo conductor de recuerdos, de personas, de generaciones y de culturas.  La historia de un río es la historia también de sus gentes y de los paisajes que componen su cuenca hidrográfica.  Quizá un río, mejor que un tomo de historia, cuenta los afanes y amores de sus gentes.  Como ande un río, así andará también una sociedad y lo que ella profese como valioso.  Por lo que aunar esfuerzos por la recuperación de un río es también aunar esfuerzos por una mejor sociedad, por una sociedad más justa, más balanceada, y más humana.

Las Jornadas del Tajo en Talavera fueron también una rara unión de ciencia y conciencia.  De poner el saber al servicio del sentido de justicia que mueve a las múltiples entidades empeñadas en recuperar uno de los mayores valores del territorio de Castilla-La Mancha.  El Río Tajo podría ser un corredor verde, elemento vertebrador del paisaje y vía recreativa para ciclistas, senderistas y piragüistas.  También podría ser infraestructura verde:  elemento funcional que depure las aguas e instrumento de hacer trabajo para la sociedad.  Todo esto, por supuesto, sin perder su función de ecosistema acuático y ribereño, que si no la tuviera, no podría ser todo lo demás.

Y he aquí la clave para visualizar un futuro mejor para el río:  su mejoramiento integral va más allá de simplemente aumentar los caudales.  Su mejoramiento tiene que incluir también el compromiso de restaurar su riberas para que funcionen mejor ecológicamente hablando; aumentar los accesos al río para que la gente aprenda a usarlo como recurso recreativo y aprenda a valorarlo como elemento definitorio del paisaje castellano-manchego; y diseñar mejores espacios públicos asociados al río para que el río adquiera nuevamente un rol cotidiano en la vida de sus hijos e hijas.  De esta forma, la recuperación del Río Tajo requiere la integración de muchos puntos de vista y muchas disciplinas:  la hidrología, la ecología, el arte, la historia, el derecho, la arquitectura paisajista, los usuarios recreativos, los agricultores, los ciudadanos comunes, los oficiales de gobierno, en fin, de todos los que en una democracia hacen la diferencia.

Que el entusiasmo que compartimos durante esos tres días se transforme en acción concreta y en compromiso por salvar el paisaje del corazón de España.

(JJTS, Jornadas del Río Tajo, 20 al 22 de abril de 2007, Talavera de la Reina, España)

Advertisements

About José Juan Terrasa-Soler

JJ is a registered landscape architect, ecologist, and university professor living in San Juan, Puerto Rico. He is a practicing Buddhist and enjoys hiking, nature exploration, amateur astronomy, and fountain pens.
This entry was posted in architecture, arquitectura, landscape, paisaje and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s